sábado, 28 de marzo de 2009

Plan de Entrenamiento para CCC '09

Lunes: Descanso. Aprovechar el tiempo para hacer ejercicios para los tobillos, aplicar hielo en áreas medio jodidas y dedicarle tiempo a otras vainas a las que uno normalmente le resta importancia (automasajes, estiramientos, etc.).

Martes: Correr. Suave. Distancia media. Pesas.
Miércoles: Correr. Repeticiones de una milla a paso de 10km.
Jueves: Correr. Tempo a ritmo de 21km. Pesas. Hacer algún entrenamiento nocturno ocasionalmente.

Viernes: Descanso.

Sábado: Correr. Largo y lento.

Domingo: Hacer montaña. Rutas mixtas en las que se haga bastante desnivel, pero también se pueda correr un poco.

Repetir durante 22 semanas.

Nuevamente, luego de discutirlo ampliamente, pensarlo minusciosamente y buscarle la vuelta optamos por abandonar la piscina y la bici. Fue una decisión un poco difícil, pero sabemos que para poder mejorar la carrera y el rendimiento en los ultras hay que ser bien específicos. Tampoco creo que participemos mucho en las carreras de calle, aunque probablemente haremos algunas de las válidas de montaña si no afectan mucho la progresión del plan. Ya habrá tiempo para retomar los triatlones y raids más adelante, pero ahora el rumbo está bien marcado hacia una meta que no es nada fácil.

¡Fortitudine Vincimus!
Félix

lunes, 23 de marzo de 2009

Ecotrekking 21km

Al buscarnos al aeropuerto, llegando de España, mi buen amigo Rómulo ofreció inscribirnos, a Mayde y a mí, en el EcoTrekking (www.retos.info). En ese momento, todavía algo desorbitados por culminar los 92km de la TGC, aceptamos.

En los entrenamientos subsiguientes, he notado que el paso ha sido levemente más lento de lo normal (pues, sí, es posible) aunque con las pulsaciones unos 10 a 15 latidos por encima de lo acostumbrado. No nos hemos sentido cansados más allá de lo normal al volver a la rutina luego de unas tres semanes de vacaciones inolvidables.

El hecho es que se nos vino encima el día de la carrera casi que por sorpresa. En el camino hacia El Jarillo, lugar que nos guarda muchísimos recuerdos, nos cuestionábamos qué hacíamos compitiendo nuevamente tan pronto después de la TGC y sin el debido entrenamiento.

En semana santa de 2003, participamos en una carrera de aventuras llamada Ecojarillo. Mayde con su respetivo equipo (unos chicos de gimnasio que vieron algún letrero sobre la prueba) y yo con el mío, constituido un par de días antes de la prueba. Ambas recetas muy puntuales de desastre. El final, tan predecible ahora aunque en aquel entonces no lo concientizábamos, fue que ambos equipos quedaron en la cola de la carrera junto a otros dos grupos de bates quebrados. Se formó "La Coalición" y terminó siendo para esas 16 personas más como un paseo turístico que una competencia. Fue una prueba de gran aprendizaje, pero lo más importante es que en el medio de ese fracaso Mayde y yo nos conocimos. El resto es historia (por lo menos en mi casa).


(La Coalición, EcoJarillo 2003)

Nuevamente, entonces, íbamos a una carrera en El Jarillo y organizada por la misma persona que montó aquella aventura años atrás. En el carro pasamos de decidir correr juntos a luego pensar que era mejor no hacerlo y ver en qué condiciones estaba cada quien para finalmente concluir que sí la íbamos a hacer juntos, como siempre.

Fuertes detalles de la organización, que no valen la pena discutirlos, estropearon la experiencia para algunos que hasta su casa se fueron sin llegar a hacer el recorrido. Espero que sirva de lección. Organizar una carrera en Venezuela no es cosa fácil. De todas formas, aunque suene contradictorio, felicito al organizador por poner un evento en este sitio, en una ruta espectacular y mantener vivos los eventos de aventura en Venezuela. Ojalá recibiera más apoyo.


(La Estancia. Esperábamos los autobuses que nos llevarían a la salida.)

Finalmente, a las 11:30 am, se da la partida de la carrera. Salimos un poco fuerte. Yo esperaba que las pulsaciones bajaran por obra de magia aunque no me sentía realmente forzado. Al pasar el kilómetro 3, Mayde me dice: "Definitivamente, no estoy recuperada". Era suficiente para que bajáramos el paso de inmediato. Pensé que iba a ser un largo día. En mi caso, cuando me siento mal al comienzo, es bastante difícil que el resultado sea bueno a la larga.

Pensé que las cosas mejorarían después del kilómetro 10, ya que comienza la subida, pero no era el día para exigírse más allá. Yo estaba asombrado que, a pesar de todo, no íbamos tan mal aunque en momentos llegué a pensar que corrimos partes de la TGC a mejor ritmo que en estos 21k.
-
Seguimos avanzando y como a la 1:30 de carrera, comienzo a ver a Mayde a mi lado. Hasta ese momento venía yo unos pocos metros adelante, marcando el paso. Empezámos a montar un buen ritmo y comenzámos a pasar gente. No me explicaba cómo salió solita de ese agujero para estar tan fuerte ya tan avanzada la carrera.
-
Seguimos a un ritmo constante, en modo de persecución. El ritmo era ya bastante fuerte y, por primera vez, me preocupé por mí. ¿Será que luego de venir relativamente cómodo mientras Mayde guapeaba ahora me voy explotar yo faltando tan poco? Pero fue sólo mientras me ajustaba al nuevo paso.
-
Me animó bastante su recuperación y nuestro progreso. Pasamos el letrero de los 19km aunque el Garmin ya marcaba 20,5 km. Parecía una zona de guerra; había cadáveres por todos lados. Llegué a pensar que ese letrero en vez de incentivar a la gente a dejar el resto, más bien tenía el efecto contrario.
-
Pasamos a un señor que caminaba en sentido contrario ya con cara de finisher y nos grita: "Sólo 500 metros, muchachos". Calculo unos 3 minutos más, como mucho. Pasan esos 3 minutos y vemos a otro finisher distinto y nos dice...sí, adivinaron..."Faltan sólo 500 metros". A éste como que le creímos un poco más. Mayde sufré un pequeño aterrizaje imprevisto, como decimos aquí "Compró un terreno", pero sin mayores consecuencias. Nos pasan dos. Se levanta un poco mareada, por lo menos ésa fue mi impresión. Pasamos a uno de esos dos y ya con la meta a la vista tenemos al otro cerca. Le hago señas a Mayde, puesto que estaba a nuestro alcance, pero decidimos llegar al ritmo con el que veníamos.

Cruzamos la meta y vemos las condiciones de Mayde: golpes en la rodilla y el pecho y con la mano hinchándosele rápidamente, aunque nada con consecuencias mayores. En ese momento, la felicito por su carrera. Tiene una fuerza mental gigantesca y, luego de 6 años juntos, nunca deja de sorprenderme. Yo, en su lugar, viéndo desde el comienzo que no estaba rindiendo, me hubiera quedado satisfecho con correr al ritmo que las piernas me dieran, sin forzarme excesivamente, y tomarlo como tan sólo un entrenamiento o simplemente hubiera estado con un humor de perros. Ella no. Aunque no obtuvo el resultado que en otras condiciones le hubiera correspondido, considero que hizo una carrera estupenda.

(Regreso al campamento base en uno de los autobuses. Correr cansa.)


Resumen: Distancia: 22,5km. Tiempo: 2:34:11. Desnivel: +971,3 m / -713,5 m.

En cuanto a nuestro futuro inmediato en la montaña, pues ya se va aclarando bastante el panorama. Se abrió la oportunidad para los que hayan culminado un ultra clasificatorio para UTMB/CCC/PDS en el 2009 se puedan inscribir en las últimas 2. Son sólo 50 cupos y confirmo que ya dos están tomados.
-
¡Nos hemos inscrito en la CCC '09 (Courmayer-Champex-Chamonix)!
-
Con 98km de distancia y 5400 metros de desnivel positivo, éste va a ser un reto inclusive más duro que la TGC. El recorrido es sobre el mismo terreno que la UTMB. Es casi el 60% de esa carrera que titula el blog. Aunque seguramente haremos trayectos de día que en la UTMB nos tocarán de noche y vice versa.
-
Considero que hay varias ventajas en la preparación para ésta con respecto al training que hicimos para TGC. La primera es que cuando me propuse hacer un ultratrail estaba lesionado; no podía correr. Estaba un poco más pasado de peso, sin experiencia en estas distancias y con pocos meses para preparar la prueba. El caso es totalmente distinto en cuanto estos factores en esta oportunidad, aunque no quisiera pecar de ir con mucha confianza ni corto de humildad. El miedo o respeto a estas pruebas es un gran factor motivante.
-
¡A entrenar! (y trabajar bastante porque, sin patrocinio, no es un asunto barato).
-
Félix

domingo, 15 de marzo de 2009

Personajes de la Transgrancanaria

Algunos recuerdos fotográficos de la gente que conocimos en la prueba.


Con Jesús Hulett, quien ya le hizo honor al nombre de su blog, en cuanto a la TGC se refiere www.cuentosdecarreras.blogspot.com . Il Campionissimo Marco Olmo, a pesar de ser el favorito para ganar la prueba, tuvo que abandonar.

Esta foto y la anterior son del blog de Isidro, http://www.besayd.blogspot.com/ , quien aparece en ésta última. A mi parecer su blog presentó la mejor descripción de los tramos de la ruta y eso nos ayudó bastante con la visualización de la misma, al extremo que en algún momento llegué a sentir una especie de dejá vú durante el recorrido. Nos gustó muchísimo conocerlo en persona.


Mónica Aguilera, campeona de carreras de montaña de España, venció en la carrera de 123km. Es integrante del equipo Buff de raids y autora de libros de preparación y entrenamiento para carreras de aventura.

Arnau Juliá, también del equipo Buff y gran corredor de carreras de aventura, quedó segundo en la general de la carrera larga. El año pasado fue tercero, así que para el 2010 seguro se lleva el gran premio.

En el video a continuación, se ve una poco halagadora presentación de este titán, fatalmente narrada por este servidor.

video

Mejor sigo escribiendo...

Raúl Bellot http://raulbellot.blogspot.com/ y su "Blog de un senderista cualquiera". Un tío con muy buen humor, también compartió bastante información con nosotros antes de la carrera. Nos complació mucho verlo montarse en el podio de la Media TGC.

Lidia Gómez no sólo fue la primera mujer en cruzar la meta de la Sur-Norte, sino que quedó 9na en la clasificación general. ¡Qué nivel!


Samy, http://mimundoelultrafondo.blogspot.com/, también visitó el podio en su respectiva categoría. Tiene una gran y contagiosa pasión por el ultrafondo y nos hizo unas muy buenas sugerencias después de la carrera, además de compartir interensantísimas anécdotas.


Guacimara Martín, otra atleta multidisciplinaria, estuvo este año en la organización, pero ha ganado esta prueba en dos oportunidades.
-
Nos encantó la familia de las carreras de montaña en España. La experiencia fue como entrar en un mundillo donde nosotros no eramos los únicos locos y todos, incluyendo los alemanes, ingléses, suecos, suizos, italianos y otros que participaron, hablábamos el mismo idioma.
-
Félix

miércoles, 11 de marzo de 2009

TransGranCanaria Sur-Norte, 92 km

Finalmente llegaba el momento de la carrera. Para esto entrenamos tanto y para esto viajamos hacia estos lares. Una gran sensación de tranquilidad, hasta de alivio, en los minutos antes de partir.

Ahí estábamos, Mayde, Jesús, Isidro y yo -venezolanos todos, salvo por Isidro quien es local-poniéndonos bolsas plásticas sobre los pies para poder lidiar con los primeros 5 ó 6 kilómetros sobre la arena. Eran las 0:00 horas del sábado. Jesús iba a encarar la versión más larga de la prueba; Isidro pasaba de la Media Trans (la cual ganó el año pasado) a la Sur-Norte; y Mayde y yo correríamos juntos esa también en lo que sería nuestro primer ultratrail.




En el boulevard cercano al área de carrera, un imitador canario de Elvis Presley cantaba (video), mientras varios comían y bebían sin prestar mucha atención a la pila de locos que iban a tomar parte en la carrera.


video

( Elvis ibérico en la Playa del Inglés)


Se da la partida e inmediatamente se ve el mar de luces tanto rojas como blancas corriendo por la orilla de la playa, buscando una luz aún mayor que se aprecia a la distancia: la del faro de Maspalomas.

Todos optaban por correr sobre la arena más compacta cerca de la orilla, pero al mismo tiempo evitar que se mojaran los zapatos tan temprano en la carrera.

Culminamos esta sección, nos quitamos las bolsas y seguimos corriendo. Ese era el plan: correr todo lo plano y las bajadas y montar un ritmo constante en las subidas. Sin embargo, nos desconcertó un poco el hecho de que ya había gente caminando y que pasábamos a muchísimos con ese trote lento pero constante que siempre mantenemos.

En Venezuela es muy común para mí encontrarme cerca del lote trasero del pelotón al inicio de una carrera y si acaso llego a pasar gente es cuando la carrera está bastante avanzada. Nos intimidaba un poco también el hecho de que la gran mayoría de los competidores tenía un aspecto físico súper atlético. Me atrevo a decir que nuestra composición física tiene más en común con la de los más asiduos comensales de aquel bar-restaurán donde homenajeaban a "The King", frente al área de partida.

Atravesamos la “charca” y nos adentramos en el monte, o mejor dicho, los barrancos. Al poco tiempo nos vimos obligados a usar los bastones. En nuestra lectura del perfil de la prueba, habíamos catalogado los primeros 21km como rápidos, pero nos encontramos con unos 6 a 7 km de puras piedras resbalosas sobre las que difícilmente se podía correr. De hecho, con la agravante de la nocturnidad, era muy fácil dejar un tobillo ahí mismito.

Comenzó la subida y se veía una hilera de luces por la montaña, una imagen inolvidable. Pasamos la represa de Ayagaüres en buen tiempo, todavía con la duda si habíamos salido muy rápido. Como novatos en este tipo de pruebas, eran muchísimas las incertidumbres.

El camino hacia el pueblo de Tunte fue muy entretenido. Ya era más de montaña la carrera y el ascenso era constante. Subimos a buen ritmo, ya conscientes de que no tendríamos problemas con la primera puerta de cierre.

Una vez en Tunte, como a eso de las 6am, nos cruzamos con Jesús (www.cuentosdecarreras.blogspot.com), él haría y culminaría el durísimo recorrido de 123 km. Hacía bastante frío y cometí el error de colocar los guantes sobre un charco mientras aprovechaba del avitullamiento. Con las manos congeladas, cargamos y nos fuimos rápidamente de ahí. Mayde cubrió este punto a la perfección, como si fuera la zona de transición de un triatlón.


Nos agarró el amanecer en el Camino de la Plata, vimos a la distancia el simbólico Roque Nublo y atravesamos alguito de hielo y escarcha rumbo a la cima. La subida hacia el Pico de Las Nieves, seguida por el breve pero rudo descenso al PC, fue espectacular.


video

(Pa' lante es pa' llá)
En el avituallamiento, vimos a los dos punteros de la carrera larga, la de 123km. Justo ahí cambió el liderato de la carrera de forma definitiva. Arnaú paró para hidratarse y comer algo y Adolfo Aguiló que iba detrás siguió de largo y finalmente venció por apenas 5 minutos.

Salimos hacia Teror, todavía con muy buen paso. Era ya el medio día y conforme bajábamos incrementaba el calor. La entrada a este otro punto fue bien pintoresca dado que cruzabas el pueblo hasta llegar a la plaza principal. Repetimos los pasos anteriores: comimos, bebimos y cargamos más municiones. Algo desorientados, preguntamos por dónde seguía el asunto y nos llevó de la mano a ambos, literalmente, Guacimara Martín, una local que ha ganado dos veces esta prueba y que no fue de la partida este año puesto que iba a competir en Argentina en semanas próximas.


(Foto cortesía de Aáron: www.bichillorunner.blogspot.com )

Me sentía un poco cansado, pero seguíamos a buen paso, con Mayde a la delantera. Pasamos la Finca de Osorio, un lugar hermoso en medio de la montaña. Comenzamos el descenso, a veces en tierra y otras en asfalto. En un cruce importante, un supuesto anotador le dice a Mayde que iba de segunda, cosa que confirmamos luego que no era cierto.

No sé si fue efecto del cansancio o de una especie de conformismo, pero comencé a arriesgar menos en los descensos y tomar recesos para caminar con mayor frecuencia. Me sentía complacido de que íbamos a terminar y muy por encima de todas nuestras expectativas. En Caracas, al contarle a conocidos nuestros planes, recibíamos generalmente mucho apoyo, pero en ciertos casos percibíamos un tono condescendiente de parte de algunos. Lo cierto es que los que nos conocen bien saben que, aunque no las tenemos del todo con nosotros morfológicamente, somos tercos, bien tercos. Esa terquedad es sumamente valiosa en carreras de este estilo.

No pasábamos a nadie ni nadie, salvo por los de la carrera de 45km quienes salieron desde lo que fue el km 48 para nosotros, nos pasaba. Creo que aquí perdí un poco la concentración; faltaban sólo unas cuantas horas y no sentía ninguna molestia física significativa, pero simplemente no quería ir más rápido. De hecho, Mayde iba unos cuantos metros adelante.

En algún momento, me llegué a sentir molesto porque creía que ella me estaba presionando innecesariamente y le dije en un tono poco amigable que siguiera sola. Resulta que fue justamente dentro de un túnel y el eco y la acústica resonante del lugar me hicieron darme cuenta de cuan absurda era mi actitud. Me hidraté un poquito mejor y comí algo. Santa solución.

Sabíamos que los últimos 4km eran principalmente en bajada. Queríamos llegar corriendo y así lo hicimos. Cruzamos la meta juntos y con un buen ritmo.



En definitiva, quedamos en los puestos 50 y 51 de la general y Mayde fue la cuarta mujer de la Sur-Norte en cruzar la línea de llegada, como mencioné en una entrada previa.


Nos fuimos encantados de la carrera, la isla y su gente. Con mucho aprecio por los canarios, quienes repetidas veces hablaban de Venezuela como la octava isla, resaltaban el importante nexo con nuestro país y expresaban su tristeza y disgusto por la situación actual del mismo.


Es ahora que finalmente damos el primer gran paso hacia el Ultra Trail du Mont Blanc de 2010. Con nuestros dos puntos, sustentados por el diploma de “finisher” de la TransGranCanaria Sur-Norte, luego de comernos un buen fideuá acompañado por un par de cervezas, nos preguntábamos: “¿Y ahora qué?”

- Yo quiero volver el año que viene. Quiero hacer la larga.

Han transcurrido ya varios días de desconexión total, de cero entrenamiento, con visitas a París y Barcelona y ratos agradables con familia y amigos. Sigue en pie la pregunta. Sabemos que todavía nos faltan 2 puntos más para optar por la inscripción en UTMB de 2010 y que habrá que buscarlos preferiblemente en Europa nuevamente, a finales de agosto o inicios de septiembre (¡Se oyen sugerencias!).



Algo claro queda de todo esto. El año que viene haremos todo lo posible para estar en la Playa del Inglés, Anexo 2, en la partida nuevamente, colocándonos las bolsas sobre los pies, calculando el tiempo de ascenso al Pico de Las Nieves y pensando en lo interminable del descenso hacia La Puntilla.

Félix

jueves, 5 de marzo de 2009

TransGranCanaria Sur-Norte 92km (un adelanto)

Con poco tiempo para sentarme frente a la máquina, sólo cuento que hemos culminado la carrera tanto Mayde como yo, al igual que el pana Jesús Hulett, quien corrió la de 123km. Nuestros amigos bloggeros, Isidro y Raúl, también cruzaron la meta en la Sur-Norte y la Media TGC, respectivamente.

Tengo muchas ganas de entrar en detalle, montar las fotos y colgar videos que grabé durante la carrera, pero las vacaciones son largas, el tiempo limitado y la computadora prestada.

¡Por los momentos adelanto que superamos nuestras expectativas y culminamos en 15 horas con 33 minutos en los puestos 50 y 51 de la general y que Mayde quedó cuarta entre las damas!
-

(Foto http://www.albertocardona.blogspot.com/ : Mayde marcando el paso para ambos en la subida hacia el Pinar de Pilancones, si no me equivoco)

Pronto colocaré todos los detalles; el cuento seguramente será largo.

-
Félix