domingo, 30 de noviembre de 2008

El muerto, los obstáculos y el mal vestir

Sábado: Finalmente iniciamos formalmente el plan de entrenamiento para el Rocky Raccoon y qué mejor lugar para arrancar que el Corta Fuego, sin duda alguna mi sitio favorito para correr. Se rumoreaba de que estaba cerrada la entrada por San Bernardino, a causa de derrumbes, así que optamos por subir por La Castellana.

Salimos temprano y comenzamos a caminar rumbo a la Cota Mil, pasando por el elevado que empalma con esa vía. A pocos metros, ví a alguien tirado en el piso. Me imaginé que era un indigente de los que habitan por ahí echando un incómodo guinde. Al caminar unos metros más me dí cuenta de que estaba bien equivocado. Ojos abiertos, rostro bañado en sangre, segregación blanca y espumosa de la boca; estaba claro que este pana se había ido o lo habían mandado (todavía no sabía) al más alla.

¿Qué carajo hacemos? Decidimos caminar en sentido de Sabas Nieves y avisar en el destacamento de la Guardia Nacional que hay cerca de allí, conscientes de que eso nos pudiera traer un sinnúmero de disgustos y pérdida de tiempo. Sin embargo, tuvimos suerte de que a los pocos minutos de nuestro desvío pasó una patrulla y les contamos sobre nuestro desagradable hallazgo.
En estos 3 años que tenemos planificando nuestra todavía inconclusa ida del país, nos hemos acostumbrado a seguir con lo nuestro a pesar del entorno. Pues, no nos quedó otra que ir a lo nuestro otra vez y comenzamos el entrenamiento que teníamos previsto.
Los ánimos, por razones obvias, no eran los mejores. No obstante, lo deteriorado de la ruta por motivo de las lluvias nos hizo enfocarnos en la tarea casi de inmediato. El barro, las piedras, los leves deslizamientos y uno que otro árbol caído agregaron minutos al abultado tiempo que normalmente nos toma en cubrir el Cortafuego.
Habíamos optado por correr con los zapatos de calle en vez de los de tierra. Me parece que el CF, por más accidentado que sea el camino, no amerita que usemos los últimos. Ya es otro cuento si agarramos hacia las quebradas u optamos por adentrarnos más en el cerro.
Salvo por lo ya comentado, la sesión no tuvo otra particularidad significativa. Corrimos un poco más lento y más largo de lo normal y, posiblemente, no consumimos suficientes calorías.
Al bajar, pasamos nuevamente por el sitio del hallazgo; como la Cota Mil estaba abierta no nos quedaba otra. Ya estaba montado el circo, pero no habían levantado el cadáver todavía. Nos pidieron que pasaramos por la orilla opuesta. Ahí pude ver que habían marcado los lugares en los que quedaron los residuos de los plomazos.
El resto del día fue bien gris climatológica y anímicamente.
-
Domingo: La idea era, con fines de adaptación muscular, repetir el entrenamiento del día anterior aunque esta vez el terreno estaba en peores condiciones debido a las lluvias de la grisácea tarde pasada.
Esta vez, cambiamos la estrategia y consumimos CliffBloks cada 30 minutos y sólidos a la hora y media. La diferencia, a pesar de las piernas cansadas por el esfuerzo del día anterior, fue notable. Sin embargo, me equivoqué al escoger la camisa y las medias para esta sesión. A los 15 minutos, me tuve que quitar la franela. Preferí ventilar los cauchitos y exponerme a rocetones (que nunca llegaron) bajo los brazos que seguir irritando la tetilla. Al principio me sentí un poco incómodo de parecer uno de esos típicos triatletas enamorados de sí mismos, pero después dejé de pararle al tema y seguí en toda mi gloria ligeramente adiposa. Debo admitir que, nuevamente, soy culpable de emitir juicios sin el debido basamento y, aunque dudo que salga a correr así sin motivo alguno que lo amerite, no niego que es bastante cómodo y fresco el asunto. Por otro lado, corrí con medias de ciclismo y me gané una ampolla doble. No sé concretamente si se debe a las repetidas veces en que inevitablemente me mojé los pies, la distancia acumulada en ambos días o el uso de zapatos convencionales en terreno que definitivamente no lo es. En resumen, el entrenamiento estuvo propicio, las endorfinas hicieron lo suyo, Mayde estuvo fuerte y constante y se inició el camino hacia el Rocky Raccoon. Terminamos el día en buen, aunque altamente embarrado, pie.

Plan Semana 2 (Base):
Lunes: Descanso absoluto
Martes: 13-15 km suave
Miércoles: 4 x 1600 a paso de 10k con 2-3 minutos de recuperación
Jueves: 10k a paso de 21k
Viernes: Descanso activo (nado, bici o ténis)
Sábado: 3 horas
Domingo: 3 horas combinado con montaña
Félix
P.D. ¡Si alguien sabe cómo hacer para que el espaciado entre párrafos funcione que por favor me avise!

jueves, 27 de noviembre de 2008

Preparación para mi primer ultramaratón

Ante la noticia de la cancelación de la Carrera de Montaña Hebraica por Inparques y al buscarle algo positivo al asunto, me percaté de que podré entrenar 2 semanas más para mi próxima carrera.

Sin noticias de la visa australiana todavía, hemos decidido ir acumulando los puntos para UTMB de una buena vez. En fecha 7 de febrero tomaremos la salida de la carrera Rocky Raccoon en Huntsville, Texas, EEUU.

Estos meses de lesiones, recuperación y posterior regreso al entrenamiento, me han dado la oportunidad de informarme bastante acerca de este tipo de carreras. Hay dos frases que no se me quitan de la cabeza: "El mejor momento para correr un ultramaratón es cuando ya no soportas no haber hecho uno" y "No hace falta estar loco para correr un ultramaratón, sólo hay que estar listo".


Pues, ya llegó la hora de hacer uno y, aunque ni loco ni listo, alguno de los dos adjetivos -o ambos- será el propicio para cuando se dé la partida.


Este plan se basa en mis propios ensayos y errores, además de uno que otro programa que haya ojeado para este tipo de carrera. Tomaré esta misma semana como la primera del plan. El diseño es bien sencillo. Serán 4 semanas de base, 1 de recuperación, 3 semanas de carga fuerte, 2 semanas de taper y la última semana de taper/carrera. Durante la semana, descansaré totalmente los lunes y activamente los viernes, haré una sesión de carrera suave los martes + pesas, intervalos a paso de 10k los miércoles y tempo a paso de 21k los jueves + pesas. Los fines de semana, haré religiosamente (mi propia versión de la Biblia de Gideon) los largos.


Del 24 de noviembre al 21 de diciembre: Base o Fondo. La idea es ir acumulando kilómetros y acostumbrar el cuerpo a la carga. El principio general de este plan son dos "sandwiches" durante la semana. El primero es de martes a jueves con descanso o recuperación activa el viernes, y el segundo con distancias largas tanto sábado como domingo con descanso absoluto los lunes.
Del 22 de diciembre al 28 de diciembre: Recuperación. Será una semana para asimilar la carga y analizar y planificar bien las próximas tres semanas. La idea es sentirme fuerte para la pela que viene a continuación.
Del 29 de diciembre al 18 de enero: Carga o Pico. Los entrenamientos entre semana se mantienen igual, pero el volumen de las sesiones del fin de semana sube significativamente. Tan pronto inicie el año y se renueve el cupo Cadivi, haremos todos los pagos y preparativos y cuadraremos la logística de la carrera. Un viajecito local a inicios de año para variar el panorama de entrenamiento un poco no caería nada mal.
Del 19 de enero al 1 de febrero: Taper. Habrá una reducción gradual del entrenamiento, pero se mantendrá o aumentará levemente la intensidad. Es un buen momento para recuperarse de cualquier molestia y eliminar las toxinas que pudieran generar tantas semanas continuas de entrenamientos largos. Sería óptimo viajar al sitio a finales de enero.
Del 2 al 8 de febrero: Taper / Carrera. Ya todo está listo. Nada que ganar y mucho que perder. Mantener los entrenamientos suaves y hacer el reconocimiento de algunas partes de la ruta. Dormir y comer como un oso pero no necesariamente como el oso polar que conocemos acá en Venezuela. El sábado a las 6am sale la carrera y tendremos hasta el domingo al mediodía para cruzar la meta.
Al mejor estilo de César Miguel Rondón: Y para variar (en mi caso de verdad es variar), los Beatles:

Nota: Todo lo anterior está sujeto a cambios, aprobaciones de visas australianas, Cadivasos y vainas por el estilo.
Félix

martes, 25 de noviembre de 2008

La triste, perturbadora y dramática crónica de Chapaletín

(Nota: Este artículo es una adaptación y traducción de uno que aparece en el siguiente vínculo: http://www.everymantri.com/everyman_triathlon/2008/11/the-strange-and-untold-story-of-finman.html )

El competidor de la gráfica a la izquierda se encontraba en el canal principal de los nadadores que entraban al agua para participar en el Ironman de Florida de 2008. En su mano izquierda llevaba algo que intentaba repetidas veces de esconder bajo el agua. Varios participantes se preguntaban por qué se esforzaba tanto en mantener ese objeto inmerso. Es más, para lograr esconderlo se tenía que inclinar de forma poco natural hacia su izquierda, lo cual indicaba que algo extraño estaba pasando. Al pasar una ola, se vió claramente que llevaba un par de chapaletas. Uno de los salvavidas se percató y se le acercó. De inmediato las soltó y se hizo el sorprendido al ser interrogado.


El salvavidas habló con él brevemente, pero lo dejó participar en la carrera. Agarró las chapaletas, habló por la radio y, aparentemente, lo denunció con los organizadores.

A los pocos días después de la carrera, en el foro electrónico australiano Transitions se logró identificar a Chapaletín como Frank Cardia (participante Nº 598), oriundo de Nueva Jersey, Estados Unidos.



Aquí se ve la foto oficial al final del Ironman de Florida de este año. Se trataron de poner en contacto con él, pero jamás respondió. Tiene un blog en el que escribe, en tercera persona, sobre sus hazañas: "Frank Cardia lleva apenas 2 años participando en triatlones. En este breve tiempo ha culminado 13 triatlones, incluyendo 1 medio ironman y 3 ironmans. También ha participado en más de 10 maratones, con un récord personal de 3:52. Ha participado en 3 ultramaratones y en competencias de ciclismo de más de 160 kilómetros. En una oportunidad rodó más de 500 kilómetros hasta la localidad de Lake Placid. Recientemente, recorrió en bicicleta unos 350 kilómetros desde Nueva Jersey hasta Boston en 15 horas y 10 minutos. Hace pocos días participó en un ultramaratón de 160 kilómetros y lo terminó en 23 horas y 22 minutos. Desde 2001 ha manejado exitosamente su propia empresa de hipotecas y desde 2005 ha sido inversionista en bienes raíces, consultor financiero y entrenador deportivo. Además dicta charlas de motivación".

Causa curiosidad que el señor Cardia haya logrado tanto deportivamente en tan poco tiempo. También, genera intriga el hecho de que se autodenomine entrenador. Hace apenas unos pocos días brindaba consejos para optimizar la carrera en el sitio Athletic Runner.

Pero, lo que de verdad deja perplejo a cualquiera es que el señor Cardia, luego de terminar el Ironman de Florida en un tiempo de 12:10:19, corrió el Maratón de Nueva York al día siguiente.

No es fácil terminar el Ironman de Florida en 12 horas (o aproximadamente a las 7:00 p.m.) y agarrar un avión en la noche rumbo a Nueva York para correr otro maratón. Pero los resultados oficiales indican que lo hizo y corrió en un tiempo de 5 horas y 17 minutos, aunque en una de las fotos va como en sentido contrario.




Vale resaltar que llevaba un letrerito en la espalda durante el Maratón de Nueva York que, aparentemente, dicía "Terminé un Ironman en Florida ayer".

Surgen varias interrogantes. La principal es si realmente Frank Cardia es Chapaletín. Pero eso queda a la apreciación del lector. Sin embargo, hay varios aspectos que se deben tomar en cuenta.


1) En esta foto, momentos antes de la salida del Ironman de Florida, conversa con un salvavidas o, posiblemente, uno de los jueces del segmento del nado.

2) En los resultados actualizados del Ironman de Florida, el señor Cardia aparece descalificado.

Surgirán nuevas noticias sobre este asunto, pero es importante resaltar este tipo de cosas para que cualquier clón de Chapaletín lo piense bien antes de colocarse las aletas.

Nuevamente, recomiendo altamente leerse el artículo original cuyo vínculo se encuentra al inicio de este cuento.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Run, Fat Boy, Run

Si bien ese título pudiera tener alguna connotación biográfica en mi caso, no es más que el nombre de una película que tenía como un año con ganas de ver. Anoche, finalmente, la conseguí.

Es dirigida por David Schwimmer, coño sí, el mismo que hacía el personaje de Ross en la serie Friends. A pesar de lo anterior, es una película dirigida al público en general, pero definitivamente una que todo corredor (y su pareja no corredora) pudiera disfrutar. Hay algo de paralelismo entre la preparación, ejecución y culminación de una meta deportiva y aspectos de la vida misma.


Frases memorables: "...and he runs marathons," "Why?!" y "I could lose weight, but you'd always be a shithead."

No me voy a poner a escribir pistoladas de pseudocrítico de cine, pero sí amerita una entrada en el blog y una amplia recomendación.

Félix

domingo, 16 de noviembre de 2008

Ruta de la Carrera de Montaña Hebraica

Este fin de semana, optamos por repetir el entrenamiento de la semana pasada. Hicimos la ruta del Maratón de Montaña Hebraica, pero nuevamente en dos días. Ya habíamos participado en esta carrera anteriormente en 2005, pero aunque habíamos decidido incluirla en el calendario de todos los años, casi siempre viajamos el mes de noviembre. Este año, aquí estamos y para allá vamos.

(Imagen tomada de la página oficial de la carrera: www.maratonhebraica.com)

A continuación, una breve descripción de la ruta:

Salida: Sin la más mínima compasión, el asunto se pone vertical de inmediato. Se agarra por la entrada al Ávila de San Bernardino, por un camino de concreto que sirve para recordarse que queda mucho trayecto por recorrer. Es probablemente aquí donde los que no se administren bien empleen su máximo esfuerzo. Aproximadamente 1,2 km.


Cortafuego: El camino lleva a Loma del Viento y el comienzo de la tierra. Se recorre el Cortafuego, sin duda alguna el mejor lugar para entrenar la carrera en Caracas, hasta llegar al Puesto de Guardaparques Chacaíto. Aunque es la parte más plana del trayecto, no deja de ser exigente. En entrenamiento, nunca dejo de disfrutar la vista de Caracas y pensar en lo espectacular que hubiera sido la ciudad hace unos 50 años. En carrera, nunca dejo de preguntarme si voy a poder mantener ese paso sin perder el desayuno. Este recorrido tiene aproximadamente 5km.


PGP Chacaíto-Loma Serrano-Sabas Nieves: Se pasa el puesto de guardaparques y uno momentáneamente se despide del sol. El camino nos lleva en descenso inicialmente hasta pasar dos quebradas cuyos caudales están un poco más crecidos de lo normal para estas fechas. Hay muchísimas partes para correr, pero también se tiene que tener cuidado de no dejarlo todo aquí. Al final se comienza a ganar altura y se sale del bosque para llegar a Loma Serrano. Se inicia el pronunciado descenso por Sabas Nieves, siempre pendiente de agarrar por los escalones a mano izquierda (dos veces) y no llevarse por el medio a ningún caminante dominical, hasta alcanzar el cruce que va hacia Pajaritos. Distancia estimada 5km. Van 10k en total.


(Argenis en el "singletrack" vía Piedra del Indio)


Sabas Nieves-Piedra del Indio:De aquí el camino es bien variado. Subidas y bajadas cortas, quebradas, un trayecto con raíces, una prolongada subida fuerte que pasa por el costado del PGP abandonado, un área de como 300m rodeada de helechos, el cruce de Tenería y la Piedra del Indio. Salimos nuevamente al sol, pero por poco tiempo. Se puede ver la piscina y la pista del club a la distancia. Perdí la cuenta de los kilómetros, pero deben de ser unos 6km más aproximadamente.



(En Piedra del Indio, nos conseguimos a Xabier, centro, celebrando su cumpleaños.)


Piedra del Indio-Paraíso: A pocos minutos de pasar la piedra comienza el descenso hacia Paraíso. Esta parte es un poco ruda mentalmente ya que, aunque las pulsaciones van bajas, es muy difícil agarrar un ritmo constante por lo irregular del terreno. Para los que vayan con poco líquido, hay muchos puntos de hidratación naturales.



(Red-frescándonos. Paraíso.)


Tanque-Estribo de Duarte: Luego de tomar el cruce a la derecha en Paraíso, comienza un trayecto bien bonito. Hay muchas partes que se pueden correr a buen ritmo, pero hay que guardar algo de piernas para la bajada desde Estribo de Duarte hasta la Cota Mil. La vista hacia la derecha es muy agradable: Piedra del Indio, Pico Oriental (si está despejado), la subida de Cachimbo, etc. Después de un rato, se llega como a una especie de ventana y se baja un poco hacia la izquierda, se toma una corta fila y se alcanza el tanque. A partir de este punto, se puede apreciar la diferencia entre los montañistas y los asfalteros. La bajada es dura, independientemente de por dónde se tome. Hacia la derecha es menos fuerte, pero más larga. Hacia la izquierda hay una serie de picas y, sin duda, es la línea más recta. Se pasa el PGP y en pocos minutos se está a la altura de la Cota Mil. Por un caminito a la izquierda se llega a la salida hacia Boleíta Norte, vía el Club Hebraica. Se acabó la tierrita y, para muchos, las rodillas. Hasta aquí van casi 23km.

Club Hebraica: Sólo falta correr en asfalto un poco. Al entrar al club, hay un trayecto corto de subida (pero cómo pega) y se le da media vuelta a la pista de tierra hasta la llegada. El que haya hecho el triatlón o la carrera de calle de esta organización conoce bien este último tramo.


(Venezolanos dando la talla en 2008 : Rómulo Cobos, izquierda, terminó las carreras de aventura Tierra Viva en Argentina y el Campeonato Mundial de Carreras de Aventura Ecomotion en Brasil. Jesús Hulett, derecha, culminó los ultramaratones Carros del Foc en España y Le Porte di Pietra en Italia y acumuló los puntos necesarios para el Ultra Trail du Mont Blanc de 2009.)

El sábado hicimos la ruta sólo Mayde y yo, pero el domingo corrimos con Argenis (fresco de su primer maratón, el de Nueva York), Rómulo y, al final, Jesús.

La carrera será este 30 de noviembre y ya se espera la mayor participación de todas sus ediciones.

Félix

viernes, 14 de noviembre de 2008

Entrenamiento Inteligente (seguimiento)

Hace aproximadamente 9 semanas, me gradué. Es decir, pasé de la lista de los "lesionados/en recuperación" a los "activos", pero con una pérdida brutal de condiciones.
La rehabilitación fue una combinación de masajes torturadores, pero bien específicos, y ejercicios de fortalecimiento. En menos de tres meses he podido participar, aunque no al ritmo que quisiera, en 2 carreras de 10k, 3 carreras de montaña y 1 medio maratón. Además, los largos ya han pasado los 25km (en plano) y las 3:30 en montaña.

Por eso, opté por seguir entrenando allá en MetaSports. Como expliqué en su oportunidad, iba a seguir la rutina del "Entrenamiento Inteligente" que ofrecen. Consiste en entrenamientos personalizados para trabajar las áreas débiles o deficiencias que se detecten luego de la evaluación inicial.
Mi evaluación de seguimiento tuvo resultados bastante positivos. Gané fuerza en todos los grupos musculares relacionados directamente con la carrera: cuadriceps, biceps femoral (o izquiotibiales) y pantorrillas. En cuanto al ínfame glúteo medio, la fuerza se mantuvo igual. Con respecto al salto vertical y horizontal, también mejoré sustancialmente. Javier, el trainer, me explicó ampliamente para qué servía todo esto, pero no le capté mucho; me bastaba con saber que estaba más fuerte en líneas generales. Lo único que no mejoró fue el equilibrio y, de hecho, empeoró.
A pesar de que no soy amante de los gimnasios o los entrenamientos en espacios cerrados, tomé la determinación de seguir entrenando con MetaSports hasta mediados de enero. Hay dos posibles carreras clasificatorias para UTMB que nos gustarían hacer, una a inicios de febrero y la otra a finales de ese mes. Haríamos o una o la otra, obvio está. Así que, gracias a estas mejoras, seguiré con los ejercicios y entrenamientos en espacios confinados un par de veces por semana, un sacrificio que está dando frutos. La idea es aprovechar al máximo cada mejora; los ultramaratones no son vaina fácil. Tampoco lo es entrenar para ellos. Como diría Bon Scott: "Es un largo camino a la cima si quieres rocanrolear". ¡Súbanle el volumen!




Félix

lunes, 10 de noviembre de 2008

Entrenamiento en Digital

La media maratón en Florida sirvió como base para corroborar que los entrenamientos van bien encaminados y que es hora de ponerle un poquito más de volumen al asunto.

Dos juguetes orientados al entrenamiento se vinieron con nosotros en este viaje: el reloj Garmin Forerunner 405 y la cámara Olympus Stylus 850 SW.

Sigo tratando de descifrar el primero y, tan pronto como lo medio entienda, haré una entrada sobre sus múltiples funciones.



(Gráfico con desnivel, distancia, velocidad y pulsaciones. Fuente: MotionBased.com. Correspondiente al entrenamiento del domingo)


Por los momentos, sé cuánto corrí en la montaña este fin y qué desnivel gané y perdí durante el entrenamiento, principales funciones por las que lo compré. Sin embargo, también sé la temperatura, velocidad, pulsaciones, además de un sinnúmero de funciones que todavía trato de descifrar.


He optado por usar el sitio http://www.motionbased.com/ en vez del web original de Garmin, aunque tengo entendido que ambos pertenecen a ésta última. MB hace algunas correcciones a los datos que originalmente envía el reloj, aunque todavía me parecen un poco exagerados los referentes al desnivel. También presenta gráficos excelentes en Googlemaps.


La camarita pareciera hecha específicamente para aventureros. Aunque ya salieron modelos superiores a esta línea, no estaba dispuesto a pagar $150 más por un par adicional de megapixeles teniendo ya 8 MP. Esta cámara es bien delgada, liviana y está hecha para llevar golpes. Creo que tolera caídas hasta de 2 metros. También es a prueba de agua hasta 5 metros de profundidad. Esta es su primera foto, justo saliendo de la casa con dirección al gran centro de entrenamiento de los caraqueños: El Ávila. Ojo, está fuera de foco por el camarógrafo y no por la cámara.

Hay algo que no entiendo. Me gano la vida traduciendo manuales, entre otras cosas, y soy incapaz de tener la paciencia necesaria para sentarme a leerlos. Iré aprendiendo sobre estos aparatos como venga y seguro subutilizándolos.


Nuestro entrenamiento este fin fue ya en preparación para la Carrera de Montaña Hebraica. Son 24 duros kilómetros y optamos por hacerlos en dos días.

Sábado: Aunque no hicimos exactamente el mismo comienzo de la ruta de la carrera, recorrimos algo bien parecido en desnivel y esfuerzo. Dejamos el carro en Sabas Nieves, subimos por el camino que llega al PGP Chacaíto y corrimos en el Cortafuego hasta La Florida. Nos regresamos por la misma vía, pero esta vez al llegar al PGP, bajamos hacia las quebradas, llegamos a Loma Serrano y terminamos en el pequeño puente abajo en Sabas Nieves. Distancia: 11,37 km. Desnivel: +1783 /-1713 metros.


video


(Otra prueba de la cámara. Casi llegando al Tanque, vía Estribo de Duarte)

Domingo: Como la carrera es de punta a punta, cuadrar la logística del entrenamiento en la totalidad de la ruta puede ser asunto complejo. Entonces, para cubrir esta segunda parte del recorrido, estacionamos en La Julia y corrimos por la Cota Mil hasta Sabas Nieves. Después de unos 6km sin mayor desnivel, llegamos al cruce donde habíamos culminado el entrenamiento del día anterior. Era preferible cubrir esa distancia antes y no después de la matarodillas (Estribo de Duarte) al final de la ruta. De ahí partimos vía Pajarito hasta la Piedra del Indio. Tomamos un pequeño descanso para comer y seguimos hacia Paraíso, El Tanque y Estribo de Duarte. Distancia: 18.43 km. Desnivel: +2358/-2261.

Nos sale otro fin de semana fuerte en la montaña y luego el taper para la carrera este 30 de noviembre.
Félix

Ecomotion 2008 - Update 5 (Llegada)

Se ha terminado el campeonato mundial de carreras de aventura. Hubo una complicada decisión de eliminar el tiempo del trecho de vela ya que por motivos climatológicos y factores humanos ajenos a los equipos mismos, hubo marcadas variaciones en los tiempos. Para ver lo que se ha escrito por acá de la carrera, pulse "EcoMotion 2008" en "Etiquetas".

Finalmente, Nueva Zelanda queda como campeona mundial. El ranking de los primeros 9 equipos fue el siguiente:

1. OrionHealth.


2. Nike (EEUU), pasaron más trabajo de lo habitual y todavía así quedaron de segundos.


3. Sole (EEUU), conformado por dos parejas, buscaron los puntos de bonificación temprano en la carrera, quedando bien atrás en la clasificación, y luego fueron remontando hasta llegar a su sitio en el podio.

4. Selva Oskalunga (Brasil), los de la casa, también conformados por dos parejas, tuvieron un resultado estelar.


5. Qechua (Francia), no era el favorito de los equipos franceses, pero ahí está cerrando el top 5.

6. Daart-Nuun (EEUU/Canadá), un equipo en franco ascenso y en su tercera participación en el EcoMotion.

7. Wilsa HellyHansen (Francia), uno de los equipos favoritos antes de la carrera confirma su buen momento.

8. Quasar Lontra (Brasil), otro equipo local con un excelente resultado.

9. McCain Adventure Addicts (Sudáfrica), caras nuevas en el circuito mundial de aventura.


No sé la razón por la que indicaron sólo 9 equipos si la premiación era para los primeros 10. El próximo mundial de carreras de aventura será en Portugal (XPD) en 2009.


Venezuela, por su parte, obtuvo un excelente resultado y logró culminar esta durísima prueba, luego de 5 días y 17 horas. Pude hablar un par de minutos por teléfono con Rómulo y me cuenta que de 60 equipos, valga acotar que era el campeonato mundial y estaban los mejores del planeta, ellos quedaron en el puesto número 49.

Ya avanzada la carrera, la organización, en vista de que el río donde tocaba el último tramo de kayak se estaba secando y los equipos se demoraban más de lo previsto, cambió la seña y mandó a los equipos restantes directamente a la meta en bicicleta de montaña sobre arena, dunas y terreno complicado. Pero, quiero que quede claro: ¡Venezuela cruzó la meta dentro del ranking oficial y por sus propios medios!

Este martes llegan los muchachos, llenos de cuentos, historias y experiencias. Seguro escribo algo adicional "postrace" más adelante.

(Foto: Sleepmonsters.com)

Félix

viernes, 7 de noviembre de 2008

Blue Moon Half Marathon

Antes de terminar de hablar sobre el Ecomotion, voy a echar este cuento para no perder el "impulso".

Luego de un retraso de 7 horas en el aeropuerto (por suerte nos conseguimos al pana Pedro Vallejo y compartimos buena parte de la espera), terminamos llegando a casa de mi hermana en Miami a las 4am. Como a las 12pm de ese mismo día partimos hacia Clearwater, Florida para turistear un rato, visitar algún parque temático y correr una carrerita de 21km. Este fin de semana, se llenará el pueblo de personas con bajas pulsaciones ya que ahí se celebrará el mundial de triatlón 1/2 Ironman.


Después de unos 500km de carretera, llegamos a la American Running Company, una pequeña tienda, pero con nombre grandísono, que organizaba la competencia. Da gusto manejar allá, aunque la vía fue un poco monótona, el viaje fue de lo más tranquilo. Habíamos optado por alquilar el carro más pequeño y económico, pero como la compañía de alquiler no tenía disponibilidad a la hora de la madrugada que llegamos, nos dieron una minivan que de "mini" no tenía nada.


Nos inscribimos, disfrutamos de la cena de la pasta y fuimos directo para el hotel a jugar con el Garmin 405 Forerunner que me había comprado. Me venció el sueño antes de que pudiera descifrar cualquiera de sus funciones. Más adelante, cuando finalmente sepa manejar esa vaina, haré alguna entrada tipo "review" del relojito, juguete, GPS, compañero de entramiento, gurú electrónico, etc.

Al día siguiente, salimos hacia el sitio de la carrera sin percatarnos del Daylight's Savings Time, es decir, la época del año en que adelantan los relojes una hora para disfrutar mejor de la luz del día. Así que terminamos llegando al lugar antes que los mismos organizadores, aproximadamente unas 2 horas previas a la salida. Ahí finalmente pudimos disfrutar de la minivan en toda su extensión. Luego de un buen sueñito, salimos a calentar un poco.


Sin tener una expectativa clara en cuanto a tiempo de carrera, decidí dejarme llevar por las pulsaciones. Tal vez estar entre 3 y 5 minutos del tiempo que hice en mi último medio a inicios de mayo era una meta realista. Le advertí a Mayde que hiciera su propia carrera, sin andar pendiente del ritmo que yo montara porque yo no sabía qué esperar.

El clima bastante nublado, pero fresco. Partimos e inmediatamente sentí que las pulsaciones se dispararon, pero el ritmo era cómodo. Opté por mantenerme ahí, a ese paso y con esas sensaciones, hasta la milla 7 (11,2 km) y de ahí tratar de apretar un poco. Sabía que no había hecho todo el fondo que quería y que había perdido condiciones con todo el viejo cuento de las lesiones. Además, los kilitos de más tampoco ayudan.

Con el plan entonces finalmente pautado durante la primera milla, seguí disfrutando la carrera. Como a la milla 2,5 siento a Mayde a mi lado. Como la última vez que corrimos un medio maratón le saqué 8 minutos, pensé que iba muy rápido. Me callé y me dije que la dejara hacer su propia carrera. Seguimos juntos hasta la milla 7 donde, como tenía previsto, aceleré un poco. Faltaban 10k y tendría que montar un paso brutal para alcancar mi récord personal.

Me junté con un señor algo mayor, Chuck, y nos marcamos mutuamente el paso. Conversamos alguito y nos ayudamos un poco. Me dijo que ibamos bien y que, por el rostro de los que ya habían agarrado el retorno, ibamos a pasar a mucha gente en los últimos kilómetros.

Llegamos al retorno de las 10 millas; sólo faltaba un 5k y listo. Chuck apretó y se me fue. Unos 30 segundos después ví a Mayde rumbo al retorno; se veía bien fresca y animada. Sabía que iba a aplastar su récord personal.

De la milla 11 a la 12, bajé levemente el paso. Saqué cuentas y supe que no le llegaría a mi mejor tiempo. Casi al final de esta milla, luego de pasar nuevamente al amigo Chuck, Mayde se aparece con un ritmo fenomenal. Corremos juntos, con ese silencio entendido. Como por telepatía, le decía "Viste. Estas son las benditas repeticiones a ritmo de 21k que hacemos todos los santos jueves, y gracias a las series de los martes es que puedes acelerar así". Luego me comentó que en algún momento de la carrera pensó algo parecido.

Llegamos a la milla 12 y ella opta por hidratarse. Yo seguí y apreté alguito pensando que no la vería más. La milla 13 fue una de las más rápidas que hice en toda la carrera. Sin embargo, al llegar al embudo veo que Mayde viene a no más de 30 mts. Debe de haber corrido esa milla más o menos a su paso de 10k. Decidí bajar un poco el ritmo y cruzamos juntos la meta. "Feliz primer aniversario" fue lo único que se me ocurrió decir. Hace exactamente un año la carrera era otra. Tener todo listo para nuestro matrimonio civil, y prepararnos para la boda eclesiástica tan sólo dos días después.

Yo había hecho dos minutos más que en mayo, lo cual considero que no está tan mal, y quedé en mi acostumbrado lugar a mitad de la categoría. Ella, por su parte, había bajado casi 6 minutos con respecto a su mejor tiempo y quedó 4ta de 22 chicas en su categoría.

Salvo por algunos escasos momentos de lucidez, el resto de las vacaciones fueron dedicadas a la tortura de recorrer los malls.

Muchos amigos también adictos a las endorfinas me dicen, con una levemente detectable pero totalmente sana envidia, que es una nota que mi pareja también haga deporte. Otros, los más cercanos, se mueren de la risa con los cuentos de los entrenamientos y las carreras en las que, si no me está pisando los talones, me logra pasar.

Y no niego que es lo mejor. Vivimos una vida relativamente saludable, con metas e intereses afines. Su salud física y resistencia se hacen presentes en muchísimos aspectos de lo cotidiano, algunos de los que no hace falta comentar. Hacemos un gran equipo. Sin duda alguna: soy un peruano afortunado.

Sin embargo, esa misma fortaleza le permite llevar la actividad de las compras a un extremo maratónico e inconcebible, un verdadero reto a la resistencia. Menos mal que había una que otra parada en tiendas deportivas y logré comprar uno que otro juguete que estaré estrenando en la montaña este fin de semana.

La próxima meta interina será el Maratón de Montaña Hebraica, el cual no es un maratón como tal (son 24km), pero los corredores hacen tiempos muy parecidos a los de un 42k de calle. El plan, por los momentos, será tratar de agarrar montaña tanto sábado como domingo y cubrir partes del trazado de la carrera.

Félix

jueves, 6 de noviembre de 2008

Ecomotion 2008 - Updates 2 (previo) 3 (salida) 4 (carrera)

Presento aquí un pasticho de informaciones sacadas de varias fuentes: Sleepmonsters.com.au, Ecomotion.com.br, una breve conversación digital con Germán Briceño (quien se encuentra en Brasil también) y un correo electrónico de uno de los integrantes del Team Venezuela.

2. Horas antes de la salida, el equipo de Venezuela hace otro contacto:

"Epale panas, ya estamos en el último día aquí en Jeri. Hemos estado aclimatándonos, probando los equipos, descansado y comiendo bien. También, ya se realizaron los chequeos previos. Hoy al medio día es el almuerzo de cambio de camisas de los equipos y en la noche el acto de apertura. Mañana nos trasladamos en caravana hasta otra ciudad donde será el congreso técnico en la noche y luego el domingo otro viaje de unos 150 km hasta donde tomaremos un barco que nos llevará al punto de salida.

En el día de ayer, aprovechando la capacidad de improvisar del venezolano, diseñamos unas polainas caseras con una señora que hace trajes de baño y las probamos hoy. Funcionan A1; tambien hicimos una especie de vela para ayudarnos en los kayak que iremos a probar esta tarde en una playa un poco retirada de aquí.

El ambiente es increíble y el team anda muy animado y con muy buen humor.

Un abrazo. Nos vemos pronto."


Sigan la carrera por http://www.ecomotion.com.br/ . Esta página tiene muchísimas actualizaciones, fotos, videos y noticias. La traducción del portugués al inglés no es la mejor, pero se entiende y cumple su fin.

Los mejores reportajes de la carrera, sin embargo, están en http://tinyurl.com/smecomotion08
de la página de carreras de aventura Sleepmonsters (inglés).

En ambos links las fotos están impresionantes.

3. Emocionante salida en medio de gigantéscas dunas de arena.

En este link hay unos cuantos videos muy bien hechos de la salida y demás partes de la carrera. http://www.ecomotion.com.br/online2008/videos.asp

Hasta los momentos han desistido 7 equipos, incluyendo varios de Brasil, Costa Rica, España y Suecia. Venezuela sigue hacia adelante y todavía dentro de la clasificación general.

Se acerca una gran puerta de cierre y se espera que muchísimos equipos no logren pasar a tiempo y sean o bien retirados o enviados a terminar una versión un poco más corta de los últimos trechos. Después de todo, es el Campeonato Mundial y rara vez terminan "oficialmente" la mayoría. Es como una especie de mito en los raids, pero la dureza de las carreras se evalúa por el porcentaje de abandonos y descalificaciones.

4. Al redactar esta entrada en el blog, los equipos llevan casi 4 días de carrera. Ya es casi seguro que el primer lugar sea de OrionHealth de Nueva Zelanda. A pesar de algunas dificultades en la navegación, han hecho una carrera impecable y merecen ganar, según lo que he leído.


Los dos lugares que siguen en el podio están bastantes reñidos. Los grandes favoritos, Nike, han sufrido todo tipo de percances. Se les cayó al agua el Spot en un tramo de kayak, se han perdido hasta decir basta y, aparentemente, Monique Merrill viene con una lesión en el ojo que no le permite ver y requiere de asistencia médica.
Muy de cerca está el guerrerísimo equipo Sole. Estos son los mismos que en alguna edición del Desafío de Los Volcanes rescataron a otro equipo, a costas de ceder la punta de esa carrera. Siempre en la pelea, para esta prueba están conformados por dos parejas: los de siempre (Paul Romero y Karen Lundgren) acompañados por los recien casados Ian (un neozelandés antes de Merrell) y Nora, una de las chicas brasileras de aquel recordado equipo Athena de sólo mujeres. Esta versión del Sole se valió de una buena estrategia en uno de los tramos de kayak de poca profundidad: ¡Lo caminaron todo, cargando los botes, salvo por los últimos tres km! Tuvieron el mejor tiempo de todos los equipos en ese trecho. También lograron pasar a los de Nike, pero se les olvidaron unos datos recolectados durante una prueba especial y tuvieron que regresarse a hacerla de nuevo, cediéndo así el segundo lugar.
Ambos, Nike y Sole, se encuentran en el interesante techo de vela. Aparentemente, los equipos se encargan de la orientación pero es un baqueano el que maneja el bote típico de la región en el que llegarán a las zonas aledañas a la meta.

Según Germán Briceño (Aventuras Xtremas), los muchachos de Venezuela están cansados puestos que ha sido una carrera durísima con dificultad en la navegación y un calor fortísimo. Pero los vió "enteros y con buen ánimo".
(Fotos tomadas de la página Sleepmonsters: la primera es una toma del equipo de apoyo de Venezuela, la segunda es la salida y la última es el Team Venezuela terminando uno de las varias etapas de kayak.)
Félix