lunes, 12 de julio de 2010

Soberbiamente humilde

No sé si divague un poco. En todo caso, no sería la primera vez y dudo seriamente que sea la última. Tampoco creo que sea el más apto para escribir líneas que aporten a la reflexión ni que brinden un enriquecimiento intelectual ni mucho menos espiritual. Aunque no sé a ciencia cierta la función de este blog, si es que hubiere una concreta, definitivamente sé lo que este blog no es.

Es más, estoy segurísimo de que soy y reiteradas veces he sido culpable de actos o actitudes similares a las que tanto desagrado me trajeron en estos días. Al fin y al cabo, el simple hecho de tener un blog sobre "mí" (o hasta estar afiliado a redes sociales como Facebook) ya asoma la posibilidad de que me pudiera gustar llamar la atención o que de alguna forma estuviera buscando algún tipo de aprobación o algo por el estilo.

Es posible que aquel que siempre critique sea el menos humilde de todos, casi tan falto de humildad como aquel que abiertamente se catalogue a sí mismo como humilde. Hay que ser algo soberbio para pensar que el punto de vista propio es el mejor. Pienso que el que tilda en exceso tiene también que continuamente someterse a serias autoevaluaciones.

En fin, no sé si concretamente el tema del que esté hablando sea la humildad o la falta de ella. Por curiosidad, y motivado por actitudes que observé hace poco, me puse a leer un poco acerca del tema aunque la mayoría de las lecturas me conducían hacia lo religioso y, como escribí en alguna ocasión, me apego al cliché aquel de que "juro por dios que soy ateo"; así que lo dejé hasta ahí.

Tuve la oportunidad, como amigo y con las mejores intenciones, de recomendarle a aquella persona cuyos actos me parecieron tan poco humildes que, bueno, bajara el tono un poco y que si tenía la posibilidad de ver las cosas desde otra perspectiva (no necesariamente la mía), pues, que lo hiciera. Sin embargo, no pude evitar sentirme terriblemente soberbio al hacerlo.

En este sentido y volviendo a la temática del blog, porque ya está fuerte de filosofía barata y divagaciones, estoy seguro que este fin de semana que viene si todavía me siento soberbio, falto de humildad o cualquier vaina parecida, habrá algo que me ponga en totalmente en mi lugar: ¡La primera edición de la UltraRace en Chichiriviche de la Costa!


A continuación, les dejo el vínculo con la información de esta carrera y de lo que posiblemente será el primer ultramaratón (sólo versión de 60km) en Venezuela:


Mayde y yo estaremos allá apoyando el evento de la mejor forma que podemos hacerlo: participando. Para nosotros será un entrenamiento largo en el que buscaremos completar el recorrido de forma consistente pero sin recaer o agravar lesiones y sin quedar tan exhaustos que tengamos que descansar las semanas posteriores al evento. Como he dicho antes, nuestra verdadera meta es seguir entrenando fuerte para UTMB en las pocas semanas que nos quedan para la gran cita.

Si, luego de visitar el vínculo, surge alguna pregunta, aquí dejo la info de contacto del organizador: Asociación Civil Eco Venezuela Xtrema. Director Técnico: Pedro Rodeiro L. Cel. 0416-6057170 Email: ecovenezuelaxtrema@gmail.com

¡Nos vemos en la Costa!

Félix

5 comentarios:

Gersi Tarazona dijo...

Si algo los caracteriza a ustedes es la humildad, y bueno como se dice, si no eres humilde la montaña tarde o temprano nos lo hara recordar.Lastima que no podre participar en el evento, pero desde ya mis mejores deseos para ustedes y todos los competidores de UltraRace. Mucho exito. Chamonix esta a la vuelta de la esquina
Allez, allez

mayayo dijo...

Fuerza para esa nueva carrera.

Imagino q será el ultimo dorsal antes de poner rumbo a los Alpes, no?
Hay q afinar cuerpo y alma hasta el ultimo minuto.

Ilych Irausquin dijo...

Tienes mucha razón cuando dices que aveces nos creemos humildes y el solo de echo de creernos con tal humildad pecados de no serlo, pero bien es cierto que lo que escribimos en nuestros blogs solo tiene como finalidad mostrar a las personas que hay gente que ama este tipo de actividades, que ama la naturaleza, que ama sufrir de ella, y como muy bien lo dice Gersi si no eres humilde la montaña te lo hará ser...nos vemos el sabado 17...

Rómulo dijo...

La falta de humildad es directamente proporcional al peso de morral de piedras que te toca llevar a cambio. No hay nada mejor que vivir una aventura sin miedo a equivocarse y con la mente en blanco, así que cada quien decide si paga ese precio o no.

Nos vemos el sabado y alli tendremos que buscar la manera de disfrutar esa pela!!!!! jejejeje.

Félix dijo...

Gersi,
Por aquí te esperamos para que nos eches los cuentos, pana.

Mayayo,
Sí, es el último dorsal. Luego, un par de semanas fuertes y...¡A descansar y esperar que el Taper sea milagroso!

Ilych,
Nos vemos en la playa, pana, con los pies calientes y la cabeza fría, jeje.

Rómulo,
Nos vemos el sábado para sufrir como es. Gracias por ese dato; ahora sé por qué pesa tanto el morral, je.