domingo, 24 de enero de 2010

Corriendo con cabras

No es lo mismo danzar con lobos que correr con cabras. Ni mucho menos es la decisión de salir a entrenar solo o acompañado comparable a la que tuvo que tomar el teniente Dunbar, con respecto a su fidelidad a la tribu o al ejercito.
.
En vista de que Mayde nuevamente está fastidiada con los tobillos, me debatía qué recorridos hacer el fin de semana. Anticipando que el acceso a las partes altas de El Ávila inevitablemente va a ser restringido pronto por la sequía, algunos amigos decidimos variar un poco e irnos a correr por los lares de San Antonio de Los Altos. Al ver quiénes iban confirmando su asistencia, me di cuenta que el grupo iba a ser reducido y que irían puras "cabras".
.
Como había comentado, tengo previsto hacer bastante fondo los primeros meses de entrenamiento y librarme un poco de kilos indeseados. Al retomar las andanzas, lo que más me preocupa es seguir subiendo de peso por aquello que llaman el efecto de compensación: a medida que entrenas más, el cuerpo te pide más y, por no ser cuidadoso con la dieta durante esa fase de adaptación, puedes terminar anulando las calorías perdidas durante el entrenamiento y estancándote con el peso o, peor todavía, ganando aún más. Claro está que la balanza sólo sirve como indicador; lo importante para los corredores es perder grasa corporal.
.
Confirmado el sitio y el elenco, el sábado en la mañana las cabras y yo salimos a correr. La ruta fue bastante variada. Pasamos por partes que sólo había hecho en bici montañera y fue una grata sensación cubrir esos mismos kilómetros a pie.
.

.
Pasamos algunos sembradíos para luego entrompar una subida bastante empinada. Después, atravesamos propiedad privada, cruzamos alguna zona boscosa, nos lanzamos por una complicada pica de bajada y salimos a un amplio camino de tierra en subida. Al rato, nuevamente nos salió bajar por un sendero técnico en el que cada quien lució su estilazo downhillero y así lo muestra el video:
.

video

.
- Rómulo: buen centro de gravedad, largas zancadas y excelente equilibrio.
- Argenis: pasos cortos, rápidos y estables.
- Melba: uso de los bastones como si fueran extensiones de su propio cuerpo.
- Juan: estar cuidándose (tobillo) no necesariamente significa bajar lento.
- Camarógrafo: bajas bien o filmas bien, pero hacer ambas cosas al mismo tiempo es difícil.
.

(Sospechosos habituales, a mitad de la ruta.)
.
Justamente a la mitad del recorrido, hay una toma natural de agua. Nos rehidratamos, comimos y seguimos. Afortunadamente, en la próxima parte, no había la cantidad de matas apropiadamente denominadas jalapatrás que usualmente abundan en la zona y pasamos a muy buen ritmo. A diferencia de la primera subida, como se puede ver en el gráfico, ésta sí se podía correr.

.

Salimos finalmente del monte y corrimos los últimos tres kilómetros por el asfalto hasta llegar nuevamente al punto del que partimos. En fin, nos salieron unos 18 km con casi 1000 metros de desnivel positivo y otros 1000 negativos en poco más de dos horas y media. Debo admitir que si hubiera salido solo, no me hubiera divertido tanto ni me hubiera exigido así tampoco.

Con tan grata experiencia todavía en mente y totalmente presente en las piernas, las cuales acusaban el castigo del día anterior, salí el domingo a correr en solitario por El Ávila. Opté por hacer una ruta no muy alta en la montaña y soltar un poco para seguir haciendo fondo y acostumbrarme a correr ambos días del fin de semana.

.

Afortunadamente, me conseguí al amigo Michael Hurtado en la ruta. Otro amante nuestra montaña caraqueña, Michael es asiduo de correr por el monte y no sorprende para nada toparselo en cualquier parte, alta o baja, de nuestro gran cerro.

.

Él ya tenía casi dos horas de montaña cuando me lo conseguí y yo apenas unos 40 minutos. Como nuestras rutas coincidían, seguimos juntos. No es raro ver a Michael bien posicionado en las carreras de montaña del país y, lo mejor del asunto, es que pareciera que en cada una mejora su rendimiento.

.

Corrimos por el Cortafuego, Quebrada Chacaíto y Loma Serrano a un ritmo cómodo, manteniéndo una buena y nutrida conversa. Pero bastó que llegáramos al inicio de la bajada hacia la entrada de Sabas Nieves para que ambos soltáramos los frenos. A veces íbamos juntos, lado a lado, y a veces le seguía los pasos, viendo por dónde se metía y con la seguridad que se lanzaba. No tomamos el tiempo del descenso, pero estoy seguro de que bajamos bien rápido.

.

Aunque apoyo y practico el concepto de que cada quien debe ir a su propio ritmo, conforme a sus metas, siempre es bueno entrenar con gente con un mejor nivel y salirse de la comodidad que pudiera generar ir a un ritmo previamente estipulado. Es muchísimo lo que se aprende y se mejora. Y aunque en la película de Kevin Costner y el libro de Michael Blake a los que alude el título de esta entrada finalmente se "conquistó" el oeste norteamericano, por acá en Venezuela se consolida cada vez más el número de cabras que se amarran las trenzas de sus zapatillas todo terreno, se montan su morralito en la espalda y brincan pa' y por el monte.

.

¡Nos vemos en el cerro!

.

Félix

6 comentarios:

mayayo dijo...

Un entreno divertido, y de los que suman. Poco más se puede pedir, verdad? Bueno, si, que Mayde se recupere y acompañe pronto...

michael dijo...

Gracias por tu comentario Felix, halaga mucho viniendo de un running al que admiro, espero pronto podamos compartir un fondo en la montaña, lamentablemente mis compromisos de estudio me han limitado mucho en los entrenos, y como te comente nosotros (a diferencia del pana Jesus) no podemos darnos el lujo de parar, un abrazo para ti y Mayde.

Félix dijo...

Mayayo: Muy acertado tu comentario. Estimo que ya esta misma semana Mayde comenzará a correr nuevamente, siempre que no sienta molestias.

Michael: Saludos, pana. Hay que repetirla.

Emilio J. dijo...

Muy buen relato Félix.
Como dices, estos entrenos suman al final, y que razón tienes cuando indicas que salir con gente, hace exigirse más que en los entrenos individuales.
Antes de lo que parece estarás trotando por Chamonix.
Un saludo. Ah, y pronta mejoría para Mayde.

Félix dijo...

Gracias Emilio,
Ya se nos fue enero. Agosto (y Chamonix) están a la vuelta de la esquina. Por cierto, actualicé una entrada sobre el material que usé en la CCC y de repente te puede ser útil. En este vínculo encontrarás la info original y al final las observaciones sobre lo que funcionó y lo que no, además de algunos cambios:
http://utmb2010.blogspot.com/2009/08/material-para-la-courmayeur-champex.html

Emilio J. dijo...

Gracias Felix, lo tendré en cuenta y miraré con mucho interés.