jueves, 31 de diciembre de 2009

Pico Naiguatá

Como tradición estos últimos años, subimos un pequeño grupo al Pico Naiguatá, el punto más alto de El Ávila, a despedir el año. Siempre hay algunas ausencias y algunas caras nuevas, pero el núcleo del grupo somos los mismos.


El ascenso no tuvo complicaciones. El clima estuvo bastante favorable, aunque más caluroso y más seco de lo normal para estas fechas.


No conseguimos mucha gente en la ruta, tampoco en el Anfiteatro, el lugar idóneo para acampar. Lo que sí abundó, lamentablemente, eran los desperdicios de las personas que ya habían descendido. Recogimos lo que pudimos. Las horas pasaron volando y, una vez montadas las respectivas carpas, salimos a gozar del paisaje y del atardecer.



Disfrutamos de la tranquilidad de la zona, por un lado una vista magistral del litoral del estado Vargas y por el otro un vasto panorama de Caracas. Estábamos prácticamente solos en el sitio.

En esta ocasión, me imagino que por la sequía, vimos más fauna de lo normal, incluyendo varios cachicamos (armadillos), zorros y culebras, además de la siempre presente diversidad de aves.


La primera noche estuvo bastante tranquila y las temperaturas no fueron excesivamente bajas.


Más de la mitad del grupo bajó al día siguiente, la mayoría por motivos laborales. En estos paseos, me he dado cuenta de que aquellos que nos quedamos más tiempo siempre disfrutamos una barbaridad. Aprovechamos para desconectarnos totalmente de la realidad que nos esperaba a unos 2.000 metros más abajo.

Hasta nos dio tiempo, a este grupo de ciclistas y montañistas, de improvisar nuestra propia versión de beisból, con tángana incluida.


video


Después de una segunda noche levemente más fría, nos levantamos antes del amanecer y subimos a la cumbre, a unos 2.765 metros sobre el nivel del mar. Sentados en los alrededores de la cruz, esperábamos el amanecer.



...y éste no defraudó....



De la misma forma que el sol imponentemente sale y anuncia un nuevo día, se nos viene encima el año 2010. En lo deportivo, está el plan del que tantas veces se ha hablado en este espacio y que originó el blog. Sólo queda hacer la pre-inscripción y ligarla a que el 14 de enero quedemos ambos en el sorteo. Eso sería lo ideal.

.

De quedar ambos, el plan original seguiría en curso y los dos correríamos la prueba de 166 km juntos. De quedar uno solo, el otro intentaría inscribirse en la TDS de 106 km y 6.600 m de desnivel positivo, organizada por la misma gente y saliendo desde Chamonix hacia Courmayeur. Si no queda ninguno, pues intentaríamos inscribirnos en la Grand Raid des Pyrénées que se celebrará en las mismas fechas, con una distancia de 160km y 10.000 m de desnivel positivo. Esta última estaría en su tercera edición y tiene menor demanda y, aunque no cuenta con el prestigio de la UTMB, sigue siendo sumamente atractiva y una buena excusa para conocer los Pirineos.

.

Hay otros planes importantes e impostergables, lejos de lo deportivo, para el último trimestre del año así que lo ideal sería participar en la UTMB este agosto y, si no se nos da el asunto, pues tendríamos que "conformarnos" con alguna de las citadas opciones. ¡Ojalá la suerte nos acompañe y sí salgamos en el sorteo!

.

Antes del mediodía, iniciamos el descenso, contentos por haber compartido nuevamente con buenos amigos en la montaña.


Lo único cierto es que a mediados de enero los planes se definirán y regresaremos a nuestro querido Ávila y sus senderos.

Félix

6 comentarios:

Emilio J. dijo...

Felix:
lo primero desearte feliz entrada de año, y deseo que el 2010, os depare lo mejor que jamás hayáis soñado, tanto a tí como a Mayde.
Te voy a dar una matización sobre tu inscripción en la UTMB, en relación a si entrábais o no los dos. Si haces las inscripción como equipo, en el sorteo os sortean como un elemento, es decir, o vais los dos o no vais ninguno. De esa forma se beneficia a las personas que desean correr juntas. En cuanto a la TDS, en efecto es la carrera en la que hay más plazas libres, ya que es la gran desconocida, y en la que todos pensamos, si la suerte no es esquiva y no salimos agraciados.
En cuanto a la CCC, en la que yo estoy inscrito, hay ya inscritas las 3/4 partes del total, si bien creo que se cubrirá con creces. Nos tocará ir al sorteo seguro.
Sobre tus fotos, me parece espectacular el amanecer desde la cumbre del Naiguatá, yo vivo a cierta altitud (no tan alto como tu cumbre, solo a 1.250m), y son muchas las mañanas al amanecer, donde la ciudad está oculta debajo de nosotros. Nosotros le llamamos "Mar de Nubes", es un nombre que nos parece muy evocador.
Un saludo desde Granada/España

Félix dijo...

Emilio, tienes razón. Ya Samy me lo había comentado. Nos incribiremos por equipos y cruzaremos los dedos. Un feliz 2010 para ti también. Te deseo muchos kilómetros y abundantes cumbres; ojalá coincidamos en Chamonix.

mayayo dijo...

Bonita forma de despedir el año, Felix. Y hago votos para que todos pasemos el sorteo del 14 enero y podamos tomar una Stella Artois por Chamonix en Agosto :-)

Frewuill dijo...

Epa Félix! Estaba pendiente para leer el cuento, muy bueno como siempre. Que suerte fotografíar al armadillo.

Félix dijo...

Mayayo: Stella Artois con arepas en Chamonix. ¡Un buen plan!

Frewuill: Tengo como 10 fotos de los benditos cachicamos. Ésta, aunque movida, es la única que pude captar el cuerpo entero. Estaba justamente pasando por nuestra "comarca" a unos 3 metros de la carpa.

Armando dijo...

Muchachos, Espero que puedan lograr todas estas metas en el 2010. Les deseo todo lo mejor y les trasmito toda la buena vibra posible.