martes, 26 de octubre de 2010

Enduro Series Triathlon (versión de Mayde)

Después de 2 años y medio de haberse creado este blog y siguiéndolo como una fiel lectora-esposa, esta vez mi adorado esposito me ha sugerido que la entrada de esta semana la escribiera yo, que para mí es un honor.
.
Ya en una entrada anterior Félix había comentado sobre nuestro regreso al mundo del triatlón con la participación en el SúperSprint organizado por el Club de Triatlón de La Trinidad.
.
Ahora volveríamos a participar en un tri, en el ENDURO SERIES TRIATLÓN que se realizó en Higuerote, con 1 km de nado, 35 km de bicicleta y 10 km de carrera.
.

(Foto tomada de la página de Facebook de Enduro Series Triatlón)

.

Esta carrera la quería hacer desde antes de irnos a la UTMB porque me llamaba la atención que era en tierra así que cuando llegamos Félix, como siempre y sin yo darme cuenta, ya tenía el plan de entrenamiento armado. Confieso que eché carro: nadé lo suficiente como para no ahogarme, las rodadas fueron muy pocas y con poco kilometraje y el trote sí fue un poco más constante, pero con poco fondo, esto sumado a que en solo una ocasión practicamos transiciones.

.

Con este panorama lo que pensé unos días antes del evento fue: voy a sufrir. Pero, en fin, desde nuestro regreso de la UTMB, decidí tomarme las cosas con calma y superar mi guayabo haciendo las otras cosas que me gustan sin ninguna presión.

.

El día antes de la carrera hago en casa nuestra cena de la pasta, que ya se ha convertido en tradición preparar ñoquis en salsa de pollo y una gran ensalada Capresa. Organizamos todo lo del material de carrera y repasamos la rutina de comida e hidratación y tratamos de acostarnos lo más temprano posible.

.

Salimos a la 4:00 a.m. en compañía de nuestro amigo Ernesto. El camino estuvo perfecto y llegamos holgados de tiempo para el marcaje que comenzaría desde las 6:00 a.m. hasta las 6:45 a.m.

.

Mientras nos arreglábamos para el marcaje, empezaban a llegar más competidores, unos que ya conocía desde años atrás por las carreras de aventuras y de MTB, y otros a quiénes veía por primera vez. Me da la impresión de que las “caras nuevas” más bien éramos nosotros.

.

Fuimos al marcaje, organizamos las cosas de la bici y el trote y mentalmente repasaba la rutina de lo que me pondría primero al salir del agua para la primera transición…el número, luego las medias, los zapatos, el casco, etc. Realmente no recuerdo sí lo hice en el orden en que pensaba porque, como siempre, salí medio turuleca del agua.

.

De ahí, nos fuimos a la playa a calentar un poco y esperar la salida. Las playas de esta parte de Higuerote se caracterizan por ser muy poco profundas y para que el agua sobrepase la cintura hay que caminar hacia adentro unos cuantos metros. Así que trotamos unos 50 metros, creo, y luego pasando algunas olas finalmente pudimos tirar las primeras brazadas.

.

Retornamos a la orilla, ya todos los competidores preparados para la salida a las 7:30 a.m. Comienza el conteo y con él lo típico que me da en cada carrera: me comienzan a temblar las piernas y me quedo totalmente muda. En automático le doy un beso de buena suerte a mi esposito antes de escuchar SALIDA.

.

Natación:

Salimos todas las categorías juntas. Teníamos que hacer 2 vueltas de 500 m para luego salir hacia la transición. Mi fuerte no es la natación así que siempre sufro en esta parte…no me siento como pez en el agua sino como peñero encallado pero, como comenté anteriormente, teníamos que entrar bastante para poder nadar, lo cual me ayudó porque prácticamente sólo nadé de una boya a la otra y la salida y entrada fueron casi todas al trote. Fue demasiado cómico.

.

(Foto tomada de la página de Facebook de Enduro Series Triatlón)

.

En esta ocasión pude ver la espalda de Félix en las dos vueltas, cosa que en condiciones normales no pasaría en la natación.

.

Listo. Terminé las dos vueltas y salí de mi dolor de cabeza. A correr a la transición a buscar mi bici que en esto me siento menos incómoda.

.

MTB:

Llegué a la transición y me coloqué todo el perolero respectivo, menos los guantes. Las manos me temblaban todavía y me costaba colocármelos así que decidí salir sin ellos; ya me estaba tardando demasiado.

.

Esta parte eran 2 vueltas de 17,5 km donde el 90% de la ruta era plana, entre tierra con parte de lodo y algo de asfalto. El restante era un circuito donde había unas subidas cortas con algo de técnica y unas rampas de tierra hechas por la organización. Esta parte era el retorno para completar la primera vuelta.

.

Me monté en la bici y no pasaron ni 5 minutos cuando comencé a sentir que mis piernas eran un par de bloques. Empecé a rotar para relajarlas y bajar las pulsaciones y poder comerme el primer gel.

.

Buenísimo. Agarré el ritmo. En la ruta había unos cuantos cruces en donde se encontraba personal de la organización y donde pude reconocer a mi amigo Lincoln, quien me animaba cada vez que pasaba por donde él se encontraba.

.

(Foto tomada de la página de Facebook de Enduro Series Triatlón)

.

En uno de los desvíos pasamos por una carretera donde rodamos pocos kilómetros para después desviarnos de nuevo y comenzar una subida de tierra hacia lo que sería la entrada a la parte técnica de la ruta. Este pequeño circuito me hizo recordar cuando competía en las válidas de montañeras como parte del súper Team Kellogg’s. Me encantó esta parte. Salíamos de allí para regresar por donde vinimos y así completar los primeros 17,5 km. Con la adrenalina a millón, comencé la segunda vuelta donde me acorde que todavía me faltaba correr 10 km así que tenía que guardar piernitas para el final.

.

La segunda vuelta me mantuve con una cadencia cómoda y en alguna parte de la ruta coincidí con el amigo Miguel. Él estaba debutando en los triatlones y me contaba que en la natación había perdido el chip, lo cual lo sacó de concentración y perdió tiempo buscándolo. Afortunadamente, no le paró y siguió su carrera.

.

Hago mi última entrada al circuito técnico, pero no me fui lisa. Me quedé pegada en una de las zanjas y me caí de lado. Pegué la cabeza contra el suelo, pero con la misma me levanté. Nada grave. Así como el cuerpo tiene memoria muscular, ya mi cuerpo se activa y se acuerda de todos los tortazos que me he dado, que para él es casi normal.

.

Quedando ya pocos kilómetros para terminar la última vuelta veo a Félix ya en la parte del trote; venía a buen paso. Nunca nos llegamos a ver en la ruta de la bici.

.

Carrera:

Llego a la transición para arrancar la última parte de la competencia que para mí es clave en este tipo de carreras. En esta parte era un circuito de 2 vueltas de 5 km. A diferencia de las dos disciplinas anteriores, ésta era la que no había dejado de entrenar. De hecho, hace 2 años y medio que no nadaba ni rodaba para sólo dedicarme a correr y hacer montaña. En teoría, si me administraba bien, saldría de ésta sin mayor percance.

.

Arranco a correr y veo que en la bici está llegando una chica a 1 minuto de diferencia. Ya sabía en ese momento que yo era la tercera chica en la ruta y que la segunda me había sacado ventaja en la bici y que corriendo era buena. Así que analicé cómo tenía que correr para tratar de mantenerme en la posición en la que me encontraba. Traté de concentrarme en correr suelta, abriendo la zancada, controlando la respiración, manteniendo el ritmo…jajaja, parece fácil. No quería comenzar demasiado rápido y después no tener fuerza para rematar.

.

En esta parte de la carrera fue cuando el sol se hizo notar. La clave era mantenerme lo más fresca posible y aprovechar todos los puntos de hidratación que había dispuesto la organización, hasta un punto con esponjas donde prácticamente te duchabas y te bajaba la temperatura…para mí todo un éxito; siempre me funciona.

.

Los primeros 5 km los mantuve a buen paso. Antes de terminar estos, le pregunte a Rossmary que me tomara el tiempo de la chica que venía detrás de mí. Así que cuando retorné al sitio donde ella se encontraba, me dice: “La muchacha viene a buen paso; trata de mantener este ritmo y en los últimos 2,5 km dale con todo”. Hice tal cual lo que me dijo; mantuve el ritmo suelto hasta el 7,5 km en donde era el punto que se encontraban las esponjas milagrosas. Me refresqué y de allí me fui con todo. Sentí que volaba, aunque creo que lo que me ayudó fue ir cantando mentalmente una canción de Iron Maiden que venía escuchando horas antes en el camino hacia Higuerote que se titula “Running Free”. Estaba endorfinada totalmente.

.

.

Llegué a la meta en 3:17 y mantuve mi posición. Lo mejor fue que llegué sintiéndome fuerte y feliz. Como siempre en las llegadas, me esperaba Félix más emocionado que yo por lo bien que me había ido.

.

(Foto cortesía de Doreem García)

.

A pesar de no haber entrenado correctamente para esta carrera, sentí que me pude administrar bien en las 3 disciplinas. Creo que todo esto se debe a que aprendes a escuchar tu cuerpo, a saber cuándo le puedes exigir más sin reventarlo. Claro, esto se logra con el entrenamiento que te va dando la experiencia para ir mejorando cada día más. Para mí, todas las carreras y entrenamientos son aprendizajes, me vaya bien o mal.

.

En cuanto a la organización de la carrera me pareció de lo mejor. La ruta era segura para los atletas, buena hidratación, el recibimiento y la comida al final fueron excelentes. Lo mejor de todo fue compartir un rato con los amigos en lo que nos gusta.

.

Por último quería agradecerle a mi esposito por su apoyo y dedicación. Me ayuda a crecer cada día como deportista y como persona.

.

(Foto tomada de la página de Facebook de Enduro Series Triatlón)

.

Como dice Félix: “Nos vemos en el cerro”.

.

Mayde

3 comentarios:

Félix dijo...

Bonita carrera con buena organización. Casi me alcanzas en el trote, jeje.

Sanmy Subero 10K dijo...

Excelente Blog, felicitaciones y que alcancen sus metas.

http://subero10k.blogspot.com

Maria Luisa dijo...

Mayde que buenisísisima tu versión también!!! definitivamente están acoplados en todo...que buenos TODOS los cuentos, las experiencias de uds, las experiencias de los demás contadas por Félix...bueno lo dije antes y lo reitero ahora..fan nº1 de mis super panas Mayde y Félix...les mando un super abrazo y aprovecho para desearles una FELIZ NAVIDAD y muchísisima PROSPERIDAD en TODOS los aspectos para el próximo año...los quiero y los extraño..un moonton!!..sigan disfrutando!!